Nuestra
Historia...

Al pasito

Una mañana casual recibí la llamada de un querido amigo para preguntarme si estaba lista para regresar al cine. Sin dudarlo, después de siete años, contesté que sí.

La propuesta llegó con la idea de asociarme con una directora que estaba buscando levantar su ópera prima. El primer contacto con Isabel fue como si la conociera desde hace mucho, ambas hablamos de quienes somos y de lo que hemos hecho en relación al cine. Esa plática se llenó de recuerdos, anhelos y unas ganas imposibles de ocultar.

Soy alguien de señales y creo que, desde aquella plática hasta el día de hoy, he encontrado señales en todo. En Isabel encuentro un espejo para reflejarme, en Al Pasito encuentro un lugar de poder crear y creer. En el Silencio del Sendero encuentro resiliencia, respeto y admiración por el trabajo de quienes estamos involucrados.

Tal vez son pocas las cosas que sabemos hacer paso a pasito, pero esta nueva casa productora ha ido a su propio ritmo, tomando un galope constante que seguramente apretará el paso para poder llegar hasta donde ambas nos propongamos.

 

Al Pasito es el nacimiento de un semillero de talento y oportunidades. Es la posibilidad de contar historias que nos llenen de orgullo y pertenencia.